“Mami, la gorda está triunfando” (O CÓMO PONER A TACONEAR TU TALENTO)

Imagen de la singla, para el post sobre generación de Talendo que Beforget escribe para Foro Géiser

Antes de nada, nos presentamos: somos BeForGet, escuela de liderazgo colaborativo. ForoGéiser nos ha invitado a escribir un artículo en su blog y hemos escogido la temática #GeneracióndeTalento.

Te aconsejamos que leas hasta el final de este artículo porque vas a llevarte: 

  • El descubrimiento de tu talento (o talentos que todavía desconoces) y cómo aplicarlos a diferentes áreas de tu vida. 
  • Una historia increíble de una gran bailaora de flamenco que poca gente conoce, y que te servirá como inspiración cuando te pongas excusas a ti mismo. 
  • La estrategia que siguen C Tangana, Nathy Peluso y otros grandes para mejorar sus resultados, y que puedes aplicar tú desde YA. 

A cambio de todo esto solo te pedimos tu fiel atención a esta lectura 😉 ¿Empezamos? 

 

Identifica tu talento y supera excusas: La Singla

Antonia Singla Contreras, más conocida por su apodo Antoñita “La Singla”, o simplemente La Singla, es una bailaora que nació en 1948​ en el barrio de Somorrostro de Barcelona.

Es decir, en un barrio de chabolas sin agua corriente, ni luz, ni calles asfaltadas. 

La Singla llegó a actuar de forma internacional por toda Europa. 

¿Y sabes que la hace tan especial? Que se quedó sordomuda a los pocos meses de nacer. 

Creció en silencio, y fue a partir de los 7 – 8 años cuando empezó a oír un poco y a decir alguna palabra. Se estima que tenía un 15% de audición. 

También se dice que captaba las notas de la guitarra mediante las vibraciones.

Antonia La Singla aprendió a bailar rumbas, fandangos y bulerías, aunque nadie sabe cómo consiguió asimilar los compases y hacerlos suyos, ya que no habló con normalidad hasta los 16 años. 

Pero eso no le impidió actuar en el Olympia de París, o Berlín, junto a artistas como Ella Fitzgerald y Paco de Lucía. 

El milagro de la Singla”, decían. Una cosa está clara: fácil no tuvo que ser. 

Podemos hablar de muchas cosas con esta historia: de los talentos naturales, de la motivación, del rendimiento…

Pero lo más importante es que la veas bailar y recuerdes que tenía un 15% de audición.  

Piensa en La Singla la próxima vez que te entren ganas de quejarte 😉 

 

Pon tu talento a colaborar 

Una vez tienes tu talento o talentos identificados, el siguiente paso es (1) creértelo y (2) ponerlo a colaborar. 

Si no conoces a Nathy Peluso, cantante argentina que ha hecho carrera en España, deberías.

Peluso se ha convertido en un referente femenino por su ruptura radical con todos los cánones establecidos.

Por su seguridad en sí misma.

Por la potencia tan brutal de sus mensajes.

En una entrevista cuenta cómo pese a que le encantaba la gimnasia rítmica de pequeña, no la dejaron continuar por estar gorda.

Tras contar esta anécdota, mira a la cámara, sonríe y dice:

—La gorda está triunfando, mami.

¿Y qué hace Nathy Peluso para triunfar? Lo primero, creérselo, confiar en ella misma. 

Y lo segundo, colaborar y crear temas con otros músicos. Como por ejemplo con C Tangana.

Toda la vida han existido colaboraciones entre artistas, pero últimamente el número aumenta: lo colaborativo es tendencia.

El Madrileño, el disco más vendido y escuchado de C Tangana hasta el momento, cuenta con 11 colaboraciones en 14 canciones.

Si miramos a Rosalía, ¿cuál es su canción más escuchada? La noche de anoche, colaboración con Bad Bunny. Más de 682 millones de reproducciones en Spotify.

Ellos lo saben, y tú lo sabes también.

No es un tema de afinidad musical, es estrategia pura.

Juntos, los resultados son exponenciales. La unión del verdadero talento puesta al servicio de un propósito no suma, multiplica.

Así que una vez tengas tu talento identificado: ¿Cuántas colaboraciones a tu alrededor eres capaz de generar?

Para generar buenas colaboraciones, primero tienes que empezar dentro. Si no hay colaboración en tu equipo, difícilmente la podrás generar fuera. 

 

Test para identificar tu talento

Llevamos más de medio artículo hablando del talento y es posible que no tengas claro cuál es. 

O que pienses que solo tienes uno. 

Lo gracioso del talento es que muchas veces no somos conscientes de lo que se nos da bien precisamente porque se nos da bien, y no le vemos valor. 

No comprendemos que para el resto de personas no es habitual. 

Muchas veces pensamos en el talento como una cosa extraordinaria y fuera de lo común, y es mucho más sencillo que eso.

Se trata de ver en qué destacas, qué se te da bien de forma natural. Luego hay que ponerlo a trabajar para mejorar. 

Veámoslo con un ejemplo. 

Imagina una persona muy comunicativa y con empatía. Como se le da bien explicarse y tiene facilidad al hablar con los demás, no le da importancia, no considera que eso sea un talento especial. 

Pero fíjate si tiene aplicaciones: 

  • En los conflictos familiares será la persona que pueda ayudar al resto a comunicarse mejor y a exponer sus ideas. 
  • Con su grupo de amigos podrá organizar con facilidad y movilizar al resto para organizar una escapada. 
  • Como Project Manager de un proyecto, sabrá gestionar las quejas y reproches de un cliente. 
  • En el sector sanitario, tendría facilidad para relacionarse con pacientes y gestionar sus incidencias. 
  • En educación, podrá ayudar a sus alumnos a expresarse…

Este ejemplo se puede realizar con cualquier otra aptitud que poseamos: empatía, disciplina, orden, resiliencia, positivismo, gestión de tiempo… 

Porque el talento es transversal al trabajo y a la vida personal. Lo aplicamos diariamente en todo, aunque no seamos conscientes.  

Y descubrirlo es crucial para la autoestima y sobre todo, para trabajar desde nuestro talento y fortaleza. 

Además, una vez lo identificas, el trabajo en equipo mejora y se convierte en colaborativo, porque si cada persona sabe qué se le da bien, las tareas se reparten en función de los talentos y el equipo se equilibra. 

¿Tienes dudas sobre cuál es tu talento? Hemos preparado un test que te ayudará a reflexionar sobre él (o ellos): 

Hacer test sobre Talento de BeForGet 

 

Recapitulemos: ¿Qué hemos aprendido con este artículo? 

  1. Si un 15% de audición no impidió a La Singla convertirse en una bailaora internacional, lo que te está impidiendo a ti llegar a donde quieres son creencias y frenos emocionales, no físicos. 
  2. Cuando identifiques tu talento, créetelo y ponlo a colaborar. 
  3. Solo llegarás a los resultados exponenciales y a los millones de reproducciones colaborando. 
  4. Tus talentos no son hazañas extraordinarias (todavía), tienen una aplicación cotidiana en las distintas áreas de tu vida. Explótalos sabiamente. 

Porque no puede haber Economía Humanista si cada uno de nosotros no nos responsabilizamos de nuestros talentos y los unimos buscando resultados exponenciales a todos los niveles. 

Si este artículo te ha gustado, ya sabes lo que tienes que hacer: compártelo, recomienda y ayuda a que otras personas también descubran sus talentos y los pongan a colaborar 😉 

 

SOBRE BEFORGET

BeForGet es una escuela de liderazgo colaborativo para que cada persona desarrolle su talento y sea más consciente y eficiente.

Para conseguirlo, trabajan con líderes de los distintos ámbitos de la sociedad: empresas, escuelas, universidades y familias con programas de formación y acompañamiento. 

Durante los últimos 10 años han impactado a más de medio millón de personas trabajando con empresas como Vodafone, ONGs como CEAR, y llevando su metodología de cultura colaborativa y liderazgo a escuelas públicas de toda España. 

 

Compartir artículo

Te puede interesar